theme/images/cabezal.jpg

Venta ilegal de carne de ballena en un elegante restaurante japonés enclavado en Santa Mónica (California), EEUU.

Fecha de publicación: 12 marzo, 2010

A pesar de la moratoria sobre la caza comercial de ballenas y la
prohibición sobre el comercio internacional que rige para estas especies,
el equipo del galardonado documental “The Cove” (La Ensenada),
denunció la venta ilegal de carne de ballena en un elegante restaurante
japonés enclavado en Santa Mónica (California) tras realizar durante los
últimos meses una acuciosa investigación encubierta.

12/03/10 Realizadores de “The Cove” Denuncian Venta Ilegal de Ballena
en Estados Unidos Los Angeles, Estados Unidos – Tras recibir el máximo
galardón al mejor documental del año durante la pasada entrega de los
premios Oscar, el equipo realizador del documental “The Cove” liderado
por su director, Louie Psihoyos, denunció la venta ilegal de carne de
ballena en un elegante restaurante japonés de Santa Mónica llamado The
Hump.

La denuncia se fundamenta en lo resultados de una investigación iniciada
en Octubre por parte del equipo de “The Cove”, quienes visitaron en
diversas oportunidades el restaurante norteamericano, conocido por ofrecer “aventuras culinarias” a su pudiente clientela.

Tras obtener la confianza de los administradores y el chef del lugar, los
documentalistas ordenaron “kujira” (cushirá) o carne de ballena del
excéntrico menú con el fin de recolectar muestras que fueron
posteriormente enviadas a Scott Baker, investigador y genetista de la
Universidad Estatal de Oregón en Estados Unidos. Tras los análisis Baker
confirmó que la carne correspondía a ballena sei, una especie clasificada
En Peligro y que actualmente es cazada por Japón en el Pacífico Norte con
supuestos fines de “investigación científica”.

Tras la denuncia, las autoridades federales levantaron cargos legales en
contra de Typhoon Restaurant inc., empresa filial de The Hump, y del chef
del lugar, Kiyoshiro Yamamoto, por la venta ilegal de carne proveniente de
especies protegidas bajo la legislación norteamericana. El delito podría
resultar en una sentencia de un año de prisión para Yamamoto y una multa
superior a los 200.000 dólares para la empresa.

Todavía se desconoce el origen de la carne vendida ilegalmente, pero una
investigación en curso busca identificar a los responsables así como
averiguar si este sería un caso aislado o se trataría de una red de
comercio ilegal de productos de ballena.

La denuncia, que ha acaparado la prensa norteamericana, se hizo pública
tras el cierre la semana pasada de una reunión de la Comisión Ballenera
Internacional (CBI) en San Petesburgo (Florida), donde se abordó una
propuesta que busca reanudar la caza comercial de ballenas y que podría
aumentar el tráfico ilegal de estas especies, e incluso levantar la
moratoria sobre el comercio internacional de carne y productos de ballenas actualmente vigente.

Última modificación: 12 de marzo de 2010 a las 09:31

Hay 0 comentarios

captcha