theme/images/cabezal.jpg

Santiago de Chile, 27 de junio, 2008. La 60ma Comisión Ballenera Internacional (CBI) ha culminado. EL FUTURO INCIERTO DE LA CBI: “¿Un paso atrás para dar un salto hacia adelante?”.

Fecha de publicación: 5 julio, 2008

La CBI implementa nuevos procedimientos para detener la caza de ballenas: busca el consenso para llegar a las resoluciones. Transcurrió la votación de un único asunto que no fue aceptado por mayoría: el aumento de la caza de ballenas para subsistencia aborigen.
El Santuario para el Atlántico Sur, no se presenta a votación para evitar confrontaciones en el marco de este nuevo modelo de negociación: ocasiona aceptación y algunas desilusiones. La delegación de Brasil presentó con gran éxito ante toda la Plenaria, un video documental con testimonios que incluyen integrantes de OCC.

En una atmósfera de optimismo, lentos avances, nuevas estrategias y cierta desilusión tanto de conservacionistas como de balleneros, culmina la 60ma Comisión Ballenera Internacional (CBI).
La presencia de Latinoamérica a favor de la conservación de las ballenas y su hábitat, marcó un hito histórico, luego de 23 años que no se realizara en la región sudamericana.

Uruguay participó activamente en varias ocasiones apoyando el bloque latino, presentando su declaración de apertura y manifestando claramente su oposición a la caza científica y la importancia de la investigación mediante usos no letales.

No hubo votaciones sobre los diversos temas tratados, excepto la propuesta de Dinamarca que pretende volver a cazar ballenas yubartas y aumentar las cuotas otorgadas para las ballenas de Groenlandia en ese mismo continente; que no fue aceptada por la mayoría (36 vs. 29 a favor). Esta votación dejó nuevamente expuesta la polarización entre países balleneros (Japón, Noruega, Islandia, Federación Rusa, China, países isleños del caribe y africanos) y conservacionistas (América latina, Unión Europea). Muchas opiniones, condenaron la decisión de no permitir la caza de `subsistencia` de pueblos aborígenes, donde los entredichos tuvieron diversos grados de inconformismo y juicios muy duros hacia la Unión Europea y el bloque latino.
En verdad estos pueblos que representan una cultura de más de 3000 años, actualmente viven de acuerdo al modernismo, compran en supermercados y tienen motos y vehículos para la nieve. La mayor crítica proviene del descubrimiento de centenas de cajas de carne de ballena acumuladas en supermercados y precios exorbitantes (en relación a lo que obtiene el cazador), demostrando que no hay necesidad de aumentar las capturas y que, hay aspectos claramente comerciales detrás y no de subsistencia (según investigaciones de la Sociedad Mundial de Protección de los Animales/ WSPA).

El ´Santuario Atlántico Sur´ fue presentado nuevamente por Brasil en conjunto a Sudáfrica y Argentina, como una propuesta de vanguardia para la gestión y conservación de los cetáceos (a pesar de que lleva 7 años sin ser aprobado), donde la caza comercial y científica tendría mayor regulación. Si bien no se sometió a votación, para contribuir a disminuir la aguda polarización y en el marco de un nuevo modelo de negociaciones, las delegaciones que pidieron la palabra fueron en su mayoría para apoyarlo.

Fue en esta instancia que Brasil solicitó la presentación ante toda la Plenaria, de un video documental (11 min.) que muestra el testimonio de distintas comunidades a favor de la conservación y el turismo responsable de avistaje de ballenas (Sudáfrica, Ilha do Papagayo, Bahía, Puerto Pirámides y La Paloma).
_ “Llevamos mucho retraso con el Santuario… si se reabriera la caza de ballenas en el Atlántico Sur sería vergonzoso… demostrando que no hemos aprendido nada (…)_ en costas del atlántico uruguayo, muchos pescadores artesanales empobrecidos ven con interés la posibilidad de transformarse en operadores de avistaje”, declaró en el video R. García de OCC ante más de 500 delegaciones y Ongs mundiales, un gran privilegio de poder expresarse libremente como organización de la sociedad civil.

Las ONGs latinas elaboraron conjuntamente un manifiesto en un espacio de 5 min., otorgado especialmente por la presidencia de la CBI, donde como anfitriona la directora de CCC-Chile, Bárbara Galletti, hizo lectura del mismo en nombre de las 10 organizaciones latinas. Finalmente, se vislumbra un nuevo rumbo para CBI, en el contexto de que este organismo necesita renovarse (modernizarse) y, expandir el conjunto actual de herramientas de gestión disponibles, para tratar prácticas incompatibles con los principios modernos de gestión que toman como base al ecosistema. En este sentido Australia es uno de los países líderes, haciendo una propuesta que refuerza su compromiso y afianza los éxitos de conservación y gestión propias de la CBI (la moratoria mundial en la caza comercial, santuarios para ballenas, limitar las cuotas de captura para subsistencia, temas emergentes como cambio climático y contaminación marina). Como anécdota, el comisionado australiano, es el legendario vocalista de Midnight Oil, que demostró su alta calidad también como delegado de gobierno y conservacionista moderno.

La OCC participó en la 60ma CBI como ONG observadora registrada (observer fee), gracias al apoyo de las organizaciones internacionales: Fundación AVINA, Pew Charitable Trust y la Coalición de Vida Silvestre Internacional IWC/ Projeto Baleia Franca Brasil. Reporte fotográfico en archivo anexo (solicitar).

Última modificación: 5 de julio de 2008 a las 02:32

Hay 0 comentarios

captcha